Entrevistamos a David Newman – presidente World Biogas Association

«Es tiempo de acabar con las subvenciones a la industria del combustible fósil y de asignar esas subvenciones a las energías renovables.»

«España, como otros tantos países, está financiando a la industria petrolera y negando financiación a la industria de las renovables en la medida que estas lo necesitan»

En el marco del VII Congreso Gasnam 2019, David Newman nos ha contado su punto de vista acerca de la realidad actual del biogás, expectativas de futuro, y que medidas facilitarían su implementación.

David Newman en el VII Congreso Gasnam 2019

David Newman presidente World Biogas Association, Francisco Repullo, presidente Asociación Española de Biogás, Bernat Chuliá, Bioenergy Business Development Manager en Genia Global Energy.

David Newman - Francisco Repullo -Bernat Chuliá Peris

Transcripción de la entrevista

¿Por qué el biogás merece ser apoyado como una energía alternativa y sostenible en el futuro?

El biogás es bastante único como industria porque hace dos cosas. Primero, trata gran cantidad de residuos tales como lodos de depuradora, residuos de comida, de animales, de granjas…y genera un producto a partir de ellos.

Ninguna industria hace esto, la industria de combustible fósil no hace esto. Por lo tanto, por un lado, el biogás te da la solución para tratar una amplia variedad de residuos; y por otro lado produce energía renovable y limpia. Es por ello que debe potenciarse.

 

¿Cómo puede el biogás ayudar a aliviar el calentamiento global del planeta?

El biogás, si vas a la página de la Asociación Mundial de Biogás, verás un informe que hemos publicado del biogás en el papel del desarrollo sostenible del biogás, el papel del biogás en el cambio climático, y verás que el biogás tiene un potencial extremadamente grande en la reducción de esas emisiones.

Estimamos que trataremos todo el residuo biogénico y biodegradable alrededor del mundo con el que haremos biogás. Podemos reducir los gases de efecto invernadero entre un 10% y un 15%, y no sé si muchas industrias pueden decir que pueden conseguir eso. Y es por ello que debemos apoyar la industria del biogás a gran escala, aquí en España también.

 

¿Qué medidas facilitan su implementación?

Las medidas son varias. Primeramente, vivimos en una sociedad donde no entendemos, pero yo si entiendo, y por eso te comento que financiamos las industrias de petróleo y de gas cinco veces más de media que subvencionamos la energía renovable.

España, en particular, pero la mayoría de los países europeos subvencionan en gran medida a las industrias del gas y del petróleo.

¿Por qué no simplemente movemos esas subvenciones y damos más subvenciones a las energías renovables, incluyendo biogás, pero también energía eólica y solar?

Reduciremos de manera drástica emisiones de gas invernadero, pero también reduciremos drásticamente la contaminación que produce el gas en este momento, y estimularemos estas industrias.

Pero esto no es solo sobre dinero, es también sobre conectividad. Es sobre estar conectado, sobre vender electricidad y ser capaz de hacer eso. Es sobre tener los estándares correctos, y es sobre tener la escala correcta.

España, como otros tantos países, está financiando a la industria petrolera y negando financiación a la industria de las renovables en la medida que estas lo necesitan.

Es tiempo de acabar con las subvenciones a la industria de combustible fósil y es tiempo de poner esas subvenciones en las energías renovables.

 

¿Esta tecnología es solo para grandes industrias, o tiene variedad de aplicaciones industriales? ¿Podría dar ejemplos?

China tiene cerca de 20-25 millones de instalaciones de biogás a pequeña escala, y son instalaciones que están al nivel de una comunidad o de una granja, al servicio de 10, 50 ó 100 personas.

Y, alrededor de todo el mundo en vías de desarrollo hay estas unidades a pequeña escala de biogás. Las encontramos en África, las encontramos en el sudeste asiático, y poco a poco las vamos encontrando en Latinoamérica también.

Habiendo dicho esto, en centros urbanos con mucha población, es necesario tener grandes plantas para tratar todos esos residuos. No se puede tratar los residuos de un millón o dos millones de personas en plantas a pequeña escala. Se necesita plantas industriales para hacer eso.

Algunas de las plantas industrias más grandes en este momento, por ejemplo, en Milán, están tratando más de medio millón de residuos de comida en tan solo una planta, probablemente el tamaño de la escala del futuro.

El futuro del biogás en España

Esta tecnología es una tecnología universal que se puede aplicar en cualquier país del mundo, especialmente en España. España tiene un sector agrario fantástico y rico, y una gran cantidad y tipología de residuos agrícolas. Tenéis una población, y todos producen residuos orgánicos y fangos de depuradora, y en este momento no estáis realmente tratando nada de este material a través de digestión anaerobia para producir biogás.

Creo verdaderamente que España en Europa es uno de los países en los que esta industria crecerá más rápido en los próximos años.

 

¿Cómo confiar en una tecnología que en España aún no es una realidad?

Es normal que cuando tienes disponibles nuevas tecnologías, la gente no las conoce y tiene dudas sobre ellas. Pero el biogás, la gente se olvida que los asirios tuvieron hace 4 mil años la primera planta de biogás. Y los chinos, hace 2 mil años, usaron biogás para calentar sus casas y cocinar. Esto es una tecnología que, en esencia, es extremadamente simple y ha existido durante mucho tiempo.

Puede visitar instalaciones de biogás alrededor de todo Europa. Alemania tiene más de 10 mil, Italia tiene más de 7 mil, Gran Bretaña tiene más de mil… y esto son plantas que están funcionando a diario tratando residuos y produciendo energía a partir de ellos. Esto son tecnologías que son maduras, a gran escala al igual que a pequeña escala, y nuestra asociación junto con Genia estará encantada de organizar un viaje para visitar algunas de estas plantas funcionando para mostraros como se pueden confiar en esta tecnología.

 

Reflexión final

Cuando los gobiernos intentaron retirar el plomo del petróleo, eres muy joven para acordarte y muchos de vosotros sois también muy jóvenes para recordarlo, había plomo en el petróleo. Y cuando era joven podíamos pagar en contra de eso. Y la industria del petróleo dijo que, si se sacaba plomo del petróleo, el mundo llegaría a su fin. La industria de amianto dijo que si se dejaba de usar amianto, todos los edificios se incendiarían. La industria del tabaco dijo que el tabaco no causaba cáncer. Y podemos continuar y continuar.

El progreso es cambiar las cosas constantemente, y el biogás es un de esas industrias disruptivas que fuerzan cambios, no sólo en el modo en que se produce energía, sino en el modo en que se tratan millones y millones de toneladas de residuos. Y la gente a veces tiene dificultades para entender esto, todas las disrupciones son difíciles de entender en algunos escenarios.

En su intervención en el Congreso denunció los escasos logros de los países para  lograr los objetivos del Acuerdo de París.