Talayuela Solar, una instalación solar fotovoltaica con Certificado UNEF

Talayuela Solar

¡Comparte!

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

El proyecto de instalación solar fotovoltaica de Talayuela se inició en 2018, siendo un proyecto referente de innovación que marca el camino hacia una nueva era de la energía solar y sostenibilidad ambiental. 

Este proyecto, actualmente en manos de Statkraft, fue promovido,  diseñado y gestionado por Genia Global Energy, y ha supuesto una inversión de más de 200 millones de euros, la creación de aproximadamente 1050 puestos de trabajo, durante la construcción, y 50 empleos de alta cualificación durante su explotación. 

La base tecnológica del diseño de Talayuela Solar la realizó Genia Global Energy, mientras que para el diseño de infraestructuras de la subestación transformadora y la línea de evacuación se contó con la colaboración de Elecnor. La empresa Extrepronatur fue la encargada de realizar los estudios y diseños para minimizar el impacto ambiental. 

La instalación solar fotovoltaica se encuentra ubicada en el municipio de Talayuela (Cáceres), en una zona con excelentes condiciones de insolación (zona V > 5kWh/m2/día) y ocupa unas 830 ha. 

Del total de superficie ocupada, unas 568ha se dedican a la instalación fotovoltaica de 300MW, 161ha a protección de infraestructuras y 100ha a zonas de protección ambiental. 

Caso de éxito Plata Solar Fotovoltaica Tajayuela Solar

En el diseño de Talayuela Solar se han reducido al máximo aquellos elementos constructivos que no aportan mejoras al rendimiento. Por otra parte, se ha potenciado aquellos elementos que sí suponen mejoras en la eficiencia y garantizan una alta disponibilidad, así como que permitan una operatividad a tiempo real y un óptimo mantenimiento.

Esto garantiza la gestión integral de la energía generada por la planta y la posibilidad de acudir al mercado PPA (Power Purchase Agreement) y actuar como una central energética más, pero con cero emisiones.

Además, la instalación cuenta con sistemas de almacenamiento para poder vender la energía en el mercado de ajustes.

Las características técnicas de esta planta solar fotovoltaica y los valores sociales y medioambientales que contempla han hecho que este sea un proyecto único a nivel mundial.

El proyecto, tras superar las fases de información pública, Declaración de Impacto Ambiental y construcción, comenzó a funcionar en enero de 2021 y ha logrado obtener la certificación UNEF de Excelencia para la Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad en plantas fotovoltaicas y es frecuentemente utilizado por esta asociación como modelo y referencia en sostenibilidad.

Características técnicas de vanguardia en la instalación solar fotovoltaica

Talayuela Solar cuenta con una capacidad de producir hasta 600GWh/año de energía limpia, lo que permite abastecer las necesidades de 150.000 hogares (10% de la población extremeña) o de 22.000 trayectos del Ave Madrid-Badajoz.

Para ello, cuenta con un diseño avanzado e innovador que integra las tecnologías más actuales, a nivel mundial, en control y gestión de la energía. 

El objetivo es conseguir un CAPEX (capital expenditure) óptimo y reducir los OPEX (operational expenditures) a lo justo y necesario, de forma que se garantice plena disponibilidad en las horas de mayor precio de la energía. 

En este sentido, la planta fotovoltaica cuenta con las siguientes características técnicas:

  • La planta está diseñada para que su disponibilidad sea superior al 98,5%. Para ello, cuenta con un sistema de predicción de generación y forescasting meteorológico. Esto permite la detección y cálculo de tiempos de aproximación de nubes a la zona. 
  • Sistema de predicción meteorológico conectado al agente de mercado para establecer estrategias de venta de energía a mercado OMIP y OMIE, trimestral, mensual, semanal, diaria e intradiaria, y poder participar en el mercado de ajustes.
  • Seguimiento solar con tecnología back-tracking para reducir las sombras entre seguidores. 
  • Comunicación de la instalación mediante corrientes portadoras entre inversores (multistring a 1.500 V) y transformador. El resto de la conectividad de la planta se realiza mediante una red inalámbrica 4G LTE, evitando cableados de fibra óptica distribuidos.
  • Gestión 100% en tiempo real, permitiendo la desconexión de parte de la potencia en función de las necesidades de la red.
  • Capacidad de generar energía reactiva según las necesidades de REE, aumentando la estabilidad del sistema eléctrico.
  • Sistema de acumulación de energía para mejorar la disponibilidad de la central, reducir los desvíos y almacenar excedentes de producción.
  • Mantenimiento y seguridad con drones.
  • Robots de limpieza y optimización de las operaciones de mantenimiento.

Durante las horas solares, la energía consumida es la generada por la instalación solar fotovoltaica, en modo autoconsumo. Tan solo por la noche o en situaciones de necesidad, por averías o modo de protección/bandera de los seguidores, se utiliza la energía de la red eléctrica.

Valores sociales y medioambientales en Talayuela Solar

En el ámbito social, uno de los aspectos destacados en este proyecto ha sido la generación de unos 1.050 empleos durante la fase de construcción.

Este aspecto supuso para el proyecto el ser declarado de interés general y contó con la firma de un convenio entre los promotores y el Ayuntamiento de Talayuela para el fomento del empleo local

Así, del total de puestos generados durante la construcción, 262 fueron ocupados por vecinos del municipio de Talayuela, gracias a un Plan de Formación específico. El objetivo de este plan era dotar a los trabajadores de los conocimientos necesarios para formar parte del proyecto en la fase de construcción, operación y mantenimiento.

Los puestos de trabajo creados han supuesto una oportunidad para los jóvenes de la zona. De ellos, cerca del 50 % del total fueron ocupados por personas con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años y un 22%, entre los 20 y los 30 años.

El proyecto ha generado también un impacto económico, con una inversión directa en la zona de más de 50 millones de euros, y con la producción de energía (10% de las necesidades de Extremadura) esta Comunidad Autónoma se acerca a su objetivo de ser la primera en abastecerse completamente con energía renovable.

Además, el diseño de la planta ha contado con la integración de las últimas tecnologías de generación y técnicas de construcción para minimizar el impacto medioambiental, convirtiéndose en un referente en este sentido. 

El balance de cero emisiones de CO2 no solo se ha tenido en cuenta respecto a la producción de energía renovable, sino también durante la fase de construcción, siendo un proyecto único en el mundo.

Para ello, se realizó un estudio con el que se determinó las emisiones y árboles que era necesario replantar para compensar. Estos árboles son plantados en las zonas deforestadas que ha establecido el órgano medioambiental.

Del total del terreno que ocupa la instalación (830 ha), casi 100 ha se han destinado a zonas verdes de protección medio ambiental, con la instalación de observatorios de aves, comederos, charcas para la fauna, zonas de picnic y la plantación de diferentes especies autóctonas. 

De estas 100 ha, unas 60 constituyen una zona de protección de encinas para fomentar el desarrollo de fauna y la creación de microclimas.

Además, la instalación se ha realizado de forma que, finalizada su vida útil, el desmantelamiento de la planta se pueda realizar con cero impacto medioambiental, restituyendo el terreno a su estado original. Para ello, durante su construcción, se ha limitado el desbroce y la compactación del terreno y el empleo de hormigón solo a lo estrictamente necesario.

También dispone de un vallado cinegético, respetuoso con la fauna local, y una barrera visual natural (arboleda) en todo el perímetro.

El terreno que ocupa la instalación fue elegido cuidadosamente por no estar afectado por ninguna protección ambiental y por tener un alto grado de insolación anual. Además, se respetan los cauces de agua temporales y las canalizaciones sólo están entubadas en los accesos a las subestaciones y en el cruce de los arroyos.

Desde el enfoque de economía circular, este proyecto cuenta también con un plan de seguimiento ambiental para el control de residuos y se están reciclando los materiales empleados durante la construcción, así como los resultantes de la fase de operación y mantenimiento.

Puesta en marcha de la planta solar fotovoltaica y certificación

Talayuela Solar comenzó a funcionar en el 2021 y tras su primer año, ha producido 498.472 MWh, suficientes para abastecer con energía limpia a 148.000 hogares.

Con 300 MW de capacidad instalada, la instalación puede evitar la emisión a la atmósfera de más de 100.000 toneladas anuales de CO2. Esto sitúa a Extremadura como modelo en la gestión de energías limpias. 

Además, Talayuela Solar se ha convertido en un referente en sostenibilidad, al haber logrado integrar la producción de energía limpia con el entorno de la dehesa extremeña. Algo que le ha valido para obtener el Certificado UNEF de Excelencia para la Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad en plantas fotovoltaicas.

Este certificado reconoce los proyectos realizados bajo los mejores criterios de integración social y ambiental, siendo Talayuela Solar, la segunda instalación en funcionamiento que lo ha obtenido.

Esta certificación se ha obtenido después de haberse sometido a una auditoría independiente, llevada a cabo por la consultora CERE Certification, en la que se han valorado parámetros socioeconómicos, de biodiversidad y de economía circular.

Con este proyecto de energía solar fotovoltaica, se han podido sentar las bases para nuevos modelos de generación eléctrica respetuosos con el medio ambiente, donde el principal factor debe ser respetar el entorno y reducir la huella de carbono. La generación eléctrica del futuro.

Más para explorar

¿Quieres contactar con nosotros?