Gas renovable para la descarbonización y la independencia energética

Gas renovable para la descarbonización y la independencia energética

¡Comparte!

Los gases renovables han adquirido un papel destacado en la carrera por la independencia energética, unido a los objetivos de descarbonización establecidos por la Unión Europea.

La producción de gases renovables ofrece ventajas a nivel medioambiental, socioeconómico y técnico para el sistema energético, al aportar una mayor fiabilidad y flexibilidad al sistema. Algo que se suma a sus capacidades para contribuir a reducir la dependencia energética del exterior y permitir la descarbonización de sectores de difícil electrificación, como son el transporte y la industria.

Sobre estas cuestiones exponen su opinión Marta Peiró (responsable de Biometano de Naturgy) y José Ignacio González (director General de Genia Global Energy) en esta segunda entrega de las “Conversaciones sobre el futuro de la energía”.

 

El futuro de la energía

Para el desarrollo de los gases renovables se necesita contar con el apoyo de la administración en aspectos tales como una legislación unificada o la agilización de los trámites que permitan desarrollar proyectos y garantizar un avance más rápido de los gases renovables, respecto al sector eléctrico.

También es necesario integrar a todos los actores implicados en la cadena de producción y distribución de los gases renovables. Es decir, en el caso del biogás y biometano, hay que contar con:

  • Los generadores de residuos orgánicos, que incluye al sector agroalimentario, desde las producciones ganaderas y agrícolas hasta las industrias de procesamiento y transformación de los alimentos. A este grupo también se les unen los ayuntamientos, responsables de la gestión de los residuos orgánicos municipales, y las plantas de tratamiento de aguas residuales (EDAR).
  • Los gestores de residuos orgánicos, responsables de actividades como la recogida, el transporte y el tratamiento de los residuos. Es decir, todas aquellas operaciones que tienen que ver con la valorización o eliminación de los residuos, incluyendo la preparación anterior. Los gestores autorizados pueden ser personas o entidades, de carácter público o privado. También se incluye a los compostadores que son los encargados de valorizar el residuo orgánico para el sector agrícola.
  • Los consumidores de biometano, desde los hogares hasta sectores de difícil electrificación, como el transporte pesado o la industria intensiva en uso de energía térmica. Además, el biometano puede producirse próximo a las zonas de producción de residuos orgánicos (áreas agroindustriales y urbanas), favoreciendo el autoconsumo energético local de las propias industrias, municipios y localidades próximas.
  • Los que contribuyen al desarrollo del biometano, como las administraciones y la sociedad.

Todos estos actores deben estar implicados y los promotores tienen la responsabilidad de aportar valor a cada uno de ellos.

La coordinación entre los intereses de cada uno de ellos resulta complicada, haciendo que la fórmula de valoración por los inversores de proyectos de gases renovables tenga que ser diferente o más compleja que la de, por ejemplo, proyectos de energía fotovoltaica.

Esto, a su vez, da una mayor relevancia a la capacidad de integración de los diferentes intereses y necesidades que tenga el promotor del proyecto.

 

YouTube video

En “Conversaciones por el futuro de la energía”, algunos de los protagonistas del cambio del modelo energético en España hablan de la situación, las oportunidades y las barreras que se van encontrando en el camino.

En esta segunda edición, grabada durante el II Salón del Gas Renovable de Valladolid, Genia Global Energy ofrece las reflexiones, consideraciones y propuestas de 11 expertos del sector en 6 “conversaciones”, para conseguir la implantación de una tecnología que aporta energía renovable, da una solución sostenible a la gestión de los residuos orgánicos e impulsa la descarbonización de la economía mediante un proceso de economía circular.

 

Claves para el desarrollo del biometano en España

En España, la industria agroalimentaria tiene un importante peso, dando la oportunidad al desarrollo de proyectos de biometano que aportan una serie de ventajas competitivas a las empresas del sector y promueven su descarbonización.

El gobierno desempeña un papel vital al implementar leyes y normativas que guían el desarrollo de estos proyectos, asegurando la conformidad con las directrices europeas.

La inversión también es crucial para impulsar el desarrollo tecnológico y económico y se requieren de plataformas que faciliten la colaboración entre los diversos actores en la producción de biometano, fomentando la ejecución de proyectos sólidos y el establecimiento de un mercado adecuado.

Los proyectos energéticos son a largo plazo y deben adaptarse a nuevas regulaciones. Estos proyectos deben ser flexibles, resilientes y basados en modelos de economía circular.

Por su parte, la administración tiene un papel importante en el establecimiento de procedimientos claros para las autorizaciones ambientales y agilizar los trámites.

La colaboración entre administraciones y el resto de actores en la cadena de valor, junto con consideraciones medioambientales, requiere la armonización de diversas normativas.

Asimismo, es esencial definir y mitigar los riesgos tecnológicos de los proyectos para asegurar su progresión y operación, a través de estructuras financieras bien definidas.

Estamos en el camino, pero aún hay una serie de retos y barreras que superar. El trabajo colaborativo y un objetivo claro lo harán posible.

Más para explorar

Biometano en el horizonte 2040

Biometano en el horizonte 2040

En el marco del Plan REPowerEU, la Comisión Europea ha establecido unos objetivos ambiciosos para aumentar la producción de biometano, considerando su potencial para sustituir

¿Quieres contactar con nosotros?